AYIN es la letra 16 del alfabeto hebreo y su valor es 70. En el hebreo pictográfico AYIN se dibujaba  ayin-pictografico y en el hebreo bíblico  ayin.

Su significado:  ojo,visión, ver.

En el Nuevo Testamento encontramos al Ungido de Dios, Yeshúa, hablando sobre “AYIN” en Mateo 6:22 y en Lucas 11:34. Veamos:

MATEO

6:22 La lámpara del cuerpo es el ojo (AYIN); así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz;
6:23 pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas?

LUCAS

11:33 Nadie pone en oculto la luz encendida, ni debajo del almud, sino en el candelero, para que los que entran vean la luz. 
11:34 La lámpara del cuerpo es el ojo (AYIN); cuando tu ojo es bueno, también todo tu cuerpo está lleno de luz; pero cuando tu ojo es maligno, también tu cuerpo está en tinieblas. 
11:35 Mira pues, no suceda que la luz que en ti hay, sea tinieblas
11:36 Así que, si todo tu cuerpo está lleno de luz, no teniendo parte alguna de tinieblas, será todo luminoso, como cuando una lámpara te alumbra con su resplandor. 

 

Todas las veces que leímos estos extractos, tuvimos un leve destello de su significado. Ahora pues les hago la pregunta: ¿A qué se estaba refiriendo realmente Yeshúa cuando decía estas palabras? ¿Con qué estaba haciendo vínculo cuando hablaba de ese modo? y ¿cuánta riqueza podemos encontrar en su significado?

Hoy les traigo un artículo publicado por “unitedwithisrael.org” por la pluma del Rabino Yosef Bitton, colaborador de Unidos con Israel, que nos abrirá los ojos del entendimiento !. El título del artículo es:

¿Cómo se dice en hebreo “mal de ojo”?

megillat_esther_1-890x400

Dec 13, 2016

Para encontrar el significado original detrás de un concepto o una idea judía, debemos analizar el origen de las palabras hebreas que definen esa idea.

Advierto que inevitablemente, una aventura filológica de ese tipo puede convertirse en un poco técnica y densa, especialmente para el lector que no domina la lengua hebrea. De mi lado trataré de ser lo menos técnico posible. Del lado del lector, apelo a su paciencia y comprensión, con la esperanza de que al finalizar la lectura sienta que el esfuerzo valió la pena.

Estamos terminando de analizar el Décimo Mandamiento: “No envidiarás.”. La envidia ha sido siempre asociada simbólicamente con el “ojo” , ya que mirar y observar lo que tiene el vecino es el principio que conduce a los celos y a la envidia. Una breve búsqueda en Google (“mal de ojo”) nos demostrará que virtualmente todas las religiones y culturas, incluyendo a las antiguas religiones paganas e idolatras, creían y creen en el poder del “mal de ojo” . Esta realidad nos tiene que alertar y hacernos revaluar cuál es exactamente la idea JUDIA acerca del mal de ojo, que obviamente no puede ser asociada con la idea pagana del mal de ojo. Comencemos, como dijimos, por un análisis etimológico.

En el idioma hebreo, Bíblico o rabínico, NO existe la palabra o expresión “mal de ojo” (?רעת העין) . Hay, sin embargo, dos expresiones parecidas: 1. “El ojo del malo” (עין הרע) y 2. “El ojo malo” (עין רעה).

Comencemos por aclarar que la palabra עין (que se pronuncia ‘ayin), “ojo” en hebreo corresponde al género femenino. Por eso no se puede decir en hebreo עין רע para decir “el ojo malo” sino que se dice עין רעה, en femenino. Ahora bien, si עין הרע ‘ayin hará no se refiere al mal de ojo, ¿a que sí se refiere? O, en otras palabras, ¿qué significa “el ojo del malo”? .

עין הרע Para entender el concepto del “ojo del malo” deberíamos compararlo con una expresión hebrea mucho más y mejor conocida: “leshón hará” (que mucha gente erróneamente pronuncia “lashón hará”). En hebreo la palabra “lashón”, lengua, también es femenino (en hebreo, los elementos del cuerpo se adjetivizan en femenino: lashon medaberet guedolot, etc). Leshón hará entonces no es la “lengua mala” o “el mal de la lengua” sino “la lengua del malvado”. En hebreo la expresión “la lengua del malvado” no se refiere al daño causado a otra persona a través de un poder sobrenatural sino que define lo que se conoce como “maledicencia”, hablar mal de otras personas, degradarlas y dañarlas con nuestras palabras. Esta acción es considerada como una gravísima transgresión. La maledicencia puede herir, destruir y hasta matar (en inglés hay un concepto muy interesante: “character assassination”, “destruir la reputación de una persona”, una forma de asesinato virtual).

Veamos ahora la expresión ‘ayin hará, el ojo del malo. “El ojo del malo” se refiere al carácter envidioso de una persona. De la misma forma que leshón hará se usa para definir los daños que causa la maledicencia, ‘ayin hará se usa para definir las consecuencias destructivas que acarrea la envidia. Es interesante que en Birkot haShahar (Bendiciones de la mañana), todas las mañanas le pedimos a HaShem que nos proteja de los daños que nos pueden causar otras personas a través del leshón hará, hablando mal de nosotros, y del ‘ayin hará, cuando alguien se obsesiona con nuestro éxito, ya que como vimos por ejemplo con Koraj, los celos son destructivos.

עין רעה Veamos ahora el segundo concepto: “El ojo malo”. En la Mishná aparece la expresión “el ojo malo” asociado con la idea de falta de generosidad y la avaricia. Un ejemplo: La Terumá, que era una donación (o impuesto), de una parte de la cosecha que debía ser entregada a los Cohanim, los maestros del pueblo judío. La Torá no establece cuál es el porcentaje exacto de nuestra cosecha que se dona al Cohen. Ahora bien, si una persona aportaba para la Terumá un 1/40 de su cosecha se consideraba un acto de “ojo generoso” (en hebreo ‘ayin yafá). Si alguien aporta 1/50 de su cosecha, tiene un “ojo promedio” (‘ayin benonit) y el que aportaba 1/60 tiene un “ojo malo” o ‘ayin ra’a. Como vemos, el concepto de “ojo malo” no tiene que ver con poderes mágicos sino con la avaricia y la falta de generosidad. El ideal de un Yehudí en el área de Terumá o Tsedaqá (caridad, asistencia económica al necesitado) es comportarse con ‘ain yafá, con un “ojo generoso” (literalmente, “ojo lindo”).

עין טובה Para finalizar, veremos cual es el concepto opuesto al ojo malo o al ojo del malvado. En la Mishná de Pirqué Abot los rabinos se refieren a ‘ayin toba, “el buen ojo”. ¿Qué es el buen ojo?. El buen ojo se define de varias maneras: la actitud positiva, ver el lado bueno de los demás, ver el vaso medio lleno, etc. Pero creo que la mejor definición es que cuando uno tiene un “ojo bueno es capaz de estar contento no sólo por su propio éxito sino también por el éxito de los demás.

 —————-

Muy interesante ¿Verdad?. Ahora,  entendiendo todo esto veamos otros versículos que  nos están hablando de Ayin (del “Ojo” ), y recibamos la enseñanza:

MATEO

18:9 Y si tu ojo (AYIN) te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego.

MATEO

5:27 Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio.
5:28 Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.
5:29 Por tanto, si tu ojo (AYIN) derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno

En Marcos encontramos mas profundidad en el mensaje:

9:47 Y si tu ojo (AYIN) te fuere ocasión de caer, sácalo; mejor te es entrar en el reino de Dios con un ojo, que teniendo dos ojos ser echado al infierno,
9:48 donde el gusano de ellos (el gusano de la codicia y avaricia) no muere, y el fuego nunca se apaga.
9:49 Porque todos serán salados con fuego, y todo sacrificio será salado con sal (sacrificio eterno). 
9:50 Buena es la sal; mas si la sal se hace insípida, ¿con qué la sazonaréis? Tened sal en vosotros mismos; y tened paz los unos con los otros.

AYIN también significa VISIÓN, VER, y encontramos en Génesis que el Eterno sacó a Abraham de su tienda y le hizo “ver (AYIN) el cielo, llevándolo a tener una “Visión(AYIN) de la promesa que le estaba otorgando.

15:5 Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira (AYIN) ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia. 
15:6 Y creyó a Jehová, y le fue contado por justicia.

Y podemos ver que también lo llevó a “ver(AYIN) la tierra que le daría por heredad. 

13:14 Y Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: Alza ahora tus ojos, y mira  (AYIN) desde el lugar donde estás hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente. 
13:15 Porque toda la tierra que ves (AYIN), la daré a ti y a tu descendencia para siempre.
13:16 Y haré tu descendencia como el polvo de la tierra; que si alguno puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia será contada. 
13:17 Levántate, ve por la tierra a lo largo de ella y a su ancho; porque a ti la daré. 

AYIN = 70

Ayin también es el número 70.

El número 70 representa a las naciones (universalidad) y el perfecto orden o administración espiritual y material, pero también restauración y bienestar. El Sanhedrín , compuesto por 70 hombres, fue ordenado por el Eterno. 70 también nos habla de generación, de conclusión de un ciclo. También AYIN (70) está conectado con juicio, justicia, con “conocimiento” (revelación). Está conectado con el número 7 (ZAYIN) que nos lleva a la conclusión de los días creados por el Eterno, específicamente al Shabat,  al día de reposo, al guardar las 7 fiestas del Eterno, y a escudriñar en cada una de esas fiestas, al año sabático, dando como entendido que 7 y 70 nos llevan a los mismos lugares donde colocar nuestros AYIN (ojos) y buscar conocimiento para poder lograr cerrar el siclo representado en micro con la letra ZAYIN, número 7, y en macro con la letra AYIN, número 70. Recomiendo la lectura de la letras ZAYIN para entender la profundidad de lo hablado en este párrafo.

NUMEROS

11:16 Entonces Jehová dijo a Moisés: Reúneme setenta (AYIN) varones de los ancianos de Israel, que tú sabes que son ancianos del pueblo y sus principales; y tráelos a la puerta del tabernáculo de reunión, y esperen allí contigo. 

11:17 Y yo descenderé y hablaré allí contigo, y tomaré del espíritu que está en ti, y pondré en ellos; y llevarán contigo la carga del pueblo, y no la llevarás tú solo. 

SALMO

Ayin (OJO)
119:121 Juicio y justicia he hecho;
No me abandones a mis opresores.
119:122 Afianza a tu siervo para bien;
No permitas que los soberbios me opriman.
119:123 Mis ojos desfallecieron por tu salvación,
Y por la palabra de tu justicia.
119:124 Haz con tu siervo según tu misericordia,
Y enséñame tus estatutos.
119:125 Tu siervo soy yo, dame entendimiento
Para conocer tus testimonios.
119:126 Tiempo es de actuar, oh Jehová,
Porque han invalidado tu ley.
119:127 Por eso he amado tus mandamientos
Más que el oro, y más que oro muy puro.
119:128 Por eso estimé rectos todos tus mandamientos sobre todas las cosas,
Y aborrecí todo camino de mentira.

Lámpara es a mis pies tu palabra,
Y lumbrera a mi camino.

Salmo 119:105

La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno,

todo tu cuerpo estará lleno de luz;

Mateo 6:22

Fuente y agradecimiento:

https://unitedwithisrael.org/es/como-se-dice-en-hebreo-mal-de-ojo/

https://www.iglesia.net

http://haypazcondios.blogspot.com/2013/09/5774-significado-de-ayin-dalet.html