No hay documento en toda la literatura universal como los “Diez Mandamientos”.

Hay consejos morales, pensamientos buenos. Tal vez una forma legal. Que te dice: Si haces esto, vas a recibir esto.

Pero nada parecido a los Diez Mandamientos. Que no ofrece nada a excepción del 5° Mto. “Honrar a tus padres…”. Y no aparentemente nada, porque el Código de Dios no requiere justificación. Él es Dios y nos está diciendo que debemos de hacer, si queremos ser su Pueblo. (Ojo).

Deberían estar escritos en el “Corazón Humano” (Hebreos 10:16). No en piedras

El concepto de Día de descanso, no existía, y Dios lo ordena a su Pueblo. Israel.

Pero cuando Dios los está dando, el pueblo los está quebrantando.: El becerro de oro.

No hay nada que quitar y nada que agregar, Es Sinecdoque: o sea “Utiliza una parte de la palabra para referirse a un todo”: Cuando La Biblia habla de “No Robaras” se refiere a muchos aspectos de la vida. Cada mandamiento se refiere a muchas cosas, de ahí los 613 mandamientos del Pueblo Judío, o 1,050 del Nuevo Testamento.

¿Cumplen las personas los Diez Mandamientos? ¡No! ¿Y su pueblo? ¡A Medias o nada!  Tal vez la mayoría cumple: “No mataras”, literalmente, pero y en lo ¿Espiritual? Parece que nadie lo practica. ¿Por qué?

La mayoría de la gente ni los conoce, ni los entiende. Veamos:

 

Los Diez Mandamientos:

 Éxo.20.1. Y habló Dios todas estas palabras, diciendo:

1: 2. Yo soy YHVH tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre.               3. No tendrás dioses ajenos delante de mí.

2: 4. No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.

  1. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy YHVH tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,
  2. y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.

3: 7. No tomarás el nombre de YHVH tu Dios en vano; porque no dará por inocente YHVH al que tomare su nombre en vano.

4: 8. Acuérdate del día de reposo para santificarlo.

  1. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra;
  2. más el séptimo día es reposo para YHVH tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas.
  3. Porque en seis días hizo YHVH los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, YHVH bendijo el día de reposo y lo santificó.

5: 12. Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que YHVH tu Dios te da.

6: 13. No matarás.

7: 14. No cometerás adulterio.

8: 15. No hurtarás.

9: 16. No hablarás contra tu prójimo falso testimonio.

10: 17. No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

 

Cuando escuchamos los Diez Mandamientos, no parecen Leyes.  Son la declaración de Dios a su Pueblo sus “Instrucciones”.

¿Y quién es DIOS:  הוהי = YHVH?: ¡Hay que  entenderlo, para poder aceptar sus instrucciones!

Ya que hay conceptos equivocados de Dios:

Algunos lo ven como “Una Fuerza Impersonal” que rige el Universo.

Otros ven a Dios como “Un Juez Severo”, que quiere castigar a la humanidad.

Otros lo ven como “Un Guerrero Violento”

Otros dicen que es una idea “primitiva”, inventada por la gente ignorante.

Otros lo ven como “Un Padre Distante e Indiferente”

Y en realidad los conceptos que tenemos de Dios,  reflejan más la conducta humana, que lo que Dios realmente es.

Cuando pensamos en el fanatismo religioso, en las cruzadas, los nazis, hoy el yihad musulmán, y las supuestas “guerras santas”. Nos da razón que el concepto humano de Dios, no es el concepto que refleja la Biblia.

Para entender ¿Quién es Dios? Tenemos que leer el 1er. Mandamiento:

1: 2. “Yo soy YHVH tu Dios”, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre.3. No tendrás dioses ajenos delante de mí.

 Esta declaración tiene muchas implicaciones: “dice mucho en muy poco”. Se presenta y dice porque le da estas “instrucciones a su pueblo”, porque tiene la autoridad para hacerlo.

Hay que empezar a leer Éxodo 1-2, y veamos la historia de Israel: Lleva 430 años de esclavos, forzados a trabajar, estaban siendo oprimidos por sus capataces, edificaban casas y edificios para los egipcios, eran tratados con mucha crueldad. Y cuando se multiplicaron, Faraón mando a matarlo a los niños varones, para que parara ese crecimiento, echándolos al Rio Nilo.  Esa era la condición del pueblo Hebreo.

Éxo.2.23. Aconteció que después de muchos días murió el rey de Egipto, y los hijos de Israel gemían a causa de la servidumbre, y clamaron; y subió a Dios el clamor de ellos con motivo de su servidumbre. 24. Y oyó Dios el gemido de ellos, y se acordó de su pacto con Abraham, Isaac y Jacob.25. Y miró Dios a los hijos de Israel, y los reconoció Dios.

 Y envió a Moisés para sacar a su pueblo Israel de Egipto. (Éxodo. 3:1-12)

 Y Moisés va con una “promesa”. (*) “Te sacare de este lugar”, “Te rescatare”, “Te redimiré” y “Te llevare conmigo a la Tierra Prometida”

 Éxo.6.6. Por tanto, dirás a los hijos de Israel: Yo soy YHVH; y yo os sacaré de debajo de las tareas pesadas de Egipto, y os libraré de su servidumbre, y os redimiré con brazo extendido, y con juicios grandes; 7. y os tomaré por mi pueblo y seré vuestro Dios; y vosotros sabréis que yo soy YHVH vuestro Dios, que os sacó de debajo de las tareas pesadas de Egipto. 8. Y os meteré en la tierra por la cual alcé mi mano jurando que la daría a Abraham, a Isaac y a Jacob; y yo os la daré por heredad. Yo YHVH.

 Lo interesante de estas palabras (*) eran que así se refería un Joven Israelita a su prometida (novia), cuando se iba a casar.

  Y cuando los israelitas escuchas de voz de Moisés estas palabras, relacionan esto con “Una Boda”, de un novio, prometiéndole a su novia que la iba a hacer feliz, como su esposa. Y Dios cumple con esa “promesa”.

Empieza a enviar las 10 plagas contra  Faraón y los egipcios que no querían soltar a su pueblo. Y al final sale todo el pueblo de Israel dirigidos por Moisés,  y llegan al Mar Rojo, donde parece que van a perecer, pero,  este se abre, pasan en seco y luego se vuelve contra los egipcios acabando con ellos y liberando a los Hebreos de sus enemigos. (Éxodo 8-18)

 Luego al tercer mes (Shavout), los Israelitas llegan al Monte Sinaí. Donde Dios les da Los Diez Mandamientos: “La Ketuba” = El contrato matrimonial.  Y Dios les dice:

Éxo.19.5. Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra.

 Esta parte (+ parte de *) también se lo dice el novio a la novia el día de la Boda

La iba a atender porque era su “especial tesoro”.

 En Realidad una boda está a punto de realizarse a los pies del Monte Sinaí.

 Y cuando se lleva a cabo una Boda Judía, los novios la realizan bajo una “Jupa” = Toldo: (VER DIBUJOS DE BODA JUDIA) Y la presencia de Dios se manifestaba en forma de una “Nube” “La Shekina” = La presencia de Dios: a modo de Jupa sobre la Congregación de Israel.

Esta escena representa una boda para el pueblo de Israel. Una Boda entre YHVH y su Pueblo Israel.  Una boda entre lo Divino y lo Humano. En ese instante Dios está a punto de unirse  en matrimonio con su Pueblo.

Éxo.19.5. Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra.

 Son votos matrimoniales: Y la novia tiene que dar una respuesta: ¡SI acepto!

 Éxo.19.8. Y todo el pueblo respondió a una, y dijeron: Todo lo que YHVH ha dicho, haremos. Y Moisés refirió a YHVH las palabras del pueblo.

 Y Dios les dice que se purifiquen (igual que a la novia) porque en tres días va a descender, para consumar la Boda.

 Éxo.19.10. Y YHVH dijo a Moisés: Ve al pueblo, y santifícalos hoy y mañana; y laven sus vestidos, 11. y estén preparados para el día tercero, porque al tercer día YHVH descenderá a ojos de todo el pueblo sobre el monte de Sinaí.

 Ahora hay un detalle: los Diez mandamientos están escritos en “Dos tablas”, no porque no cupieran en una, sino porque hay dos partes, la del novio y la parte de la novia: Las tablas tenían los compromisos entre Dios y los hombres.

1) La creencia en D’os. 6) No asesinar.
2) La prohibición de la idolatría. 7) No cometer adulterio.
3) No jurar en vano. 8) No secuestrar*
4) Cuidar el shabat. 9) No prestar falso testimonio.
5) Honrar a los padres. 10) No codiciar.

10-mandamientos

Teniendo esto como contexto. Los Diez mandamientos, son más que leyes, u ordenes frías, de un Dios iracundo, como piensan algunos. Esto  tiene que ver con un “Novio” que está comprometiéndose con su “Novia” y le está diciendo lo que va a hacer con ella y lo que pide de ella en esta relación: “Yo te voy a amar, a cuidar, a proveer de todo lo que necesites y lo que espera de ella para con él”.

 Y cuando entendemos esto podemos ¡Leer los Diez Mandamientos de una manera distinta!, a como lo podíamos haber entendido, o no entendido.

 1: 2. Yo soy YHVH tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. 

“Yo Soy”: הוהי:YHVH = yud-hei-vav-hei, les hace recordar su triste historia antes de ser rescatados: “Yo soy el Dios a quien tú clamabas. Y te saque de Egipto.

 Y quiero que me conozcas, Dios desde un principio es un “Redentor” de su Pueblo y le está pidiendo “Fidelidad”  3. No tendrás dioses ajenos delante de mí.

Cuando nos casamos decimos: “Te seré Fiel” y “Tú me serás Fiel”. No conoceré a otra mujer, y tú no conceras a otro hombre (en el aspecto sexual). Por ello cuando se hablan de infidelidad del pueblo de Israel, se le llama “Adulterio”. En muchos pasajes de la Biblia se habla de infidelidad,  del adulterio “espiritual”, porque Israel había tenido otros dioses, habían sido infieles a YHVH.

 Que importante es esto de la “Fidelidad” que Dios pide de su pueblo. Y a todo aquel que quiera ser de su Pueblo: Israel.

 Hoy la mayoría, ¡Se supone!; sabe que solo hay un Dios. “En aquellos tiempos” la gente era muy supersticiosa, e idolatra, cada pueblo tenía varios dioses, la gente vivía llena de temor, queriendo agradar a sus dioses, por los fenómenos de la naturaleza, las guerras, etc.  Y el pueblo de Israel no era la excepción. Ellos se iban detrás de otros dioses.

 Y Dios les dice: “Yo soy tu Dios”, no te vayas tras otros dioses, falsos.

¿Pero tiene esto relevancia hoy para nosotros? ¿En el siglo 21? Donde sabemos que algunas “religiones atrasadas” tienen varios dioses. Pero las más modernas entienden que solo hay “un Dios”, ¿Sera?

 ¿Pero como podemos ser nosotros infieles a Dios? : “¡Cuando ignoramos sus Mandamientos!” Cuando ignoramos su Palabra. Cuando nos hacemos otros dioses: sean OBJETOS, COSAS, ACTIVIDAES, PERSONAS, “que son más importantes que Dios”.

 

Recordemos lo que Dios le dice al pueblo de Israel:

 1: 2. “… Yo te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. :¡Eras esclavo!

Todos, empezando conmigo, necesitamos ser “rescatados”, todos necesitamos ser “redimidos” = cambiados =, de Egipto = El Pecado = Vida sin el Dios Verdadero, que  representa el mundo alejado de Dios. 

Pero hay una cosa que tenemos que entender: “es que nosotros mismos no nos podemos rescatar”.

¿En qué consiste obedecer a Dios? ¿En que consiste en no obedecer a Dios? ¿En qué consiste ir al cielo? ¿En que concite no ir al cielo?

¡Consiste en quien pones tu confianza! ¿Estas poniendo tu confianza en ti? ¿Tú crees que tú te puedes rescatar a ti mismo? ¿Tú mismo puedes salvarte?  ¡Y eso es la propia justicia!  ¡Nosotros los humanos pensamos que nosotros podemos arreglar este mundo!  ¡Podemos arreglar nuestra vida! ¡Si como no!

Pero Dios nos dice: ¡Yo soy tu Salvador, yo soy tu redentor! ¡“Tu solo no puedes”! 

 

Y aquí esta lo importante: Los Diez Mandamientos solo los puedes cumplir como están escritos, cuando entras en esa unión con Dios, cuando dejas que Él te rescate de tu condición, de mi condición, de esclavitud pecaminosa. Cuando clamamos y él nos saca con mano fuerte de donde estamos, cuando eso sucede, entonces empiezas a entender los Diez Mandamientos. Te abre los ojos del entendimiento espiritual. Entiendes lo de la codicia, entiendes lo del Shabat, entiendes lo del adulterio, lo del robo, no tomar el nombre de Dios en vano, todo esto de lo que estamos hablando, lo entenderás, cuando entra en esa relación con Dios.

Ahora comprendes que estás perdido sin Dios, sigues en Egipto, yo sigo viviendo lejos de Dios.

 

Agradecimiento por articulo a: 

 

Editado por: Al Eved   02/01/5776

KEHILA CASA DE PAZ

SALTILLO, COAHUILA, MEXICO.                                                                                              

al.eved@gmail.com