Hijo y sucesor de Ezequías, su madre se llamó Hefzibá. Ascendió al trono cuando sólo tenía 12 años y reino 55 años, de los cuales los primeros 11 fueron en corregencia con su padre. Es el reinado más largo en la historia de la nación de Judá.

Se le señala en el relato bíblico como uno de los reyes más perversos en la historia tanto de Israel como de Judá. Su largo reinado fue uno de idolatría y de abierta rebelión contra Jehová. Sacrificó en el fuego a su primogénito como ofrenda a los dioses y se dedicó a establecer y apoyar en Judá toda suerte de religiones paganas. En su tiempo hubo un verdadero sincretismo de religiones cananeas, asirias y babilónicas; se practicó el espiritismo, la adivinación y la astrolatría, con la religión nacional o jehovinismo.

2 REYES

21:2 E hizo lo malo ante los ojos de Jehová, según las abominaciones de las naciones que Jehová había echado de delante de los hijos de Israel. 
21:3 Porque volvió a edificar los lugares altos que Ezequías su padre había derribado, y levantó altares a Baal, e hizo una imagen de Asera, como había hecho Acab rey de Israel; y adoró a todo el ejército de los cielos, y rindió culto a aquellas cosas. 
21:4 Asimismo edificó altares en la casa de Jehová, de la cual Jehová había dicho: Yo pondré mi nombre en Jerusalén.

Son especialmente notorios los altares paganos que hizo construir en los atrios del templo.

2 REYES
21:5 Y edificó altares para todo el ejército de los cielos en los dos atrios de la casa de Jehová. 
21:6 Y pasó a su hijo por fuego, y se dio a observar los tiempos, y fue agorero, e instituyó encantadores y adivinos, multiplicando así el hacer lo malo ante los ojos de Jehová, para provocarlo a ira. 

2 CRONICAS

33:6 Y pasó sus hijos por fuego en el valle de los hijos de Hinom; y observaba los tiempos, miraba en agüeros, era dado a adivinaciones, y consultaba a adivinos y encantadores: se excedió en hacer lo malo ante los ojos de Jehová, hasta encender su ira. 

valle-de-hinom-1

valle-de-hinom-2

020105bgrove6

2 REYES

21:7 Y puso una imagen de Asera que él había hecho, en la casa de la cual Jehová había dicho a David y a Salomón su hijo: Yo pondré mi nombre para siempre en esta casa, y en Jerusalén, a la cual escogí de todas las tribus de Israel; 
21:8 y no volveré a hacer que el pie de Israel sea movido de la tierra que di a sus padres, con tal que guarden y hagan conforme a todas las cosas que yo les he mandado, y conforme a toda la ley que mi siervo Moisés les mandó.

Palabras de Jehová para Judá por boca de sus profetas:

2 REYES

21:10 Habló, pues, Jehová por medio de sus siervos los profetas, diciendo: 
21:11 Por cuanto Manasés rey de Judá ha hecho estas abominaciones, y ha hecho más mal que todo lo que hicieron los amorreos que fueron antes de él, y también ha hecho pecar a Judá con sus ídolos; 
21:12 por tanto, así ha dicho Jehová el Dios de Israel: He aquí yo traigo tal mal sobre Jerusalén y sobre Judá, que al que lo oyere le retiñirán ambos oídos. 
21:13 Y extenderé sobre Jerusalén el cordel de Samaria y la plomada de la casa de Acab; y limpiaré a Jerusalén como se limpia un plato, que se friega y se vuelve boca abajo. 
21:14 Y desampararé el resto de mi heredad, y lo entregaré en manos de sus enemigos; y serán para presa y despojo de todos sus adversarios; 
21:15 por cuanto han hecho lo malo ante mis ojos, y me han provocado a ira, desde el día que sus padres salieron de Egipto hasta hoy. 

Su largo reinado se caracterizó especialmente por la tiranía y la crueldad. Pronto todo el país estuvo lleno de “lugares altos” en los que cada uno adoraba lo que bien le parecía.

Sin embargo, 2 Crónicas 33:11-17 nos habla de una invasión asiria a Judá, en la que Manasés fue llevado prisionero a Babilonia.

i

Allá sufrió tan grande humillación, que fue movido a sincero arrepentimiento y oró a Jehová, quien lo liberó y lo hizo traer nuevamente como rey  a su patria.

2 CRONICAS

33:10 Y habló Jehová a Manasés y a su pueblo, mas ellos no escucharon: 
33:11 por lo cual Jehová trajo contra ellos los generales del ejército del rey de los asirios, los cuales aprisionaron con grillos a Manasés, y atado con cadenas lo llevaron a Babilonia. 
33:12 Mas luego que fue puesto en angustias, oró a Jehová su Dios, humillado grandemente en la presencia del Dios de sus padres. 
33:13 Y habiendo orado a él, fue atendido; pues Dios oyó su oración, y lo restauró a Jerusalén, a su reino. Entonces reconoció Manasés que Jehová era Dios. 

Con todo, parece ser que este arrepentimiento le duró bien poco. Es posible que la oración de Manasés, obra apócrifa atribuida a este rey mientras estuvo en prisión, esté basada en la afirmación de este arrepentimiento por el cronista.

oracion-de-manases

El nombre de Manasés se encuentra mencionado en las crónicas de varios reyes asirios. Por las obras de carácter militar a que se dedicó a su regreso de babilonia, parece ser que planeaba una rebelión contra Asiria (2 Reye4s 21:1-18; 2 Crónicas 33:1-20).

2 CRONICAS

33:14 …edificó el muro exterior de la ciudad de David, al occidente de Gihón, en el valle, a la entrada de la puerta del Pescado, y amuralló Ofel, y elevó el muro muy alto; y puso capitanes de ejército en todas las ciudades fortificadas de Judá. 

puertas-nehemias

 

Obras por el arrepentimiento de Manasés:

2 CRONICAS

33:15 Asimismo quitó los dioses ajenos, y el ídolo de la casa de Jehová, y todos los altares que había edificado en el monte de la casa de Jehová y en Jerusalén , y los echó fuera de la ciudad. 
33:16 Reparó luego el altar de Jehová, y sacrificó sobre él sacrificios de ofrenda de paz y de alabanza; y mandó a Judá que sirviesen a Jehová Dios de Israel. 
33:17 Pero el pueblo aún sacrificaba en los lugares altos, aunque lo hacía para Jehová su Dios. 

Muerte de Manasés:

2 REYES

21:18 Y durmió Manasés con sus padres, y fue sepultado en el huerto de su casa, en el huerto de Uza, y reinó en su lugar Amón su hijo. 

Fuente y agradecimiento:

Diccionario Ilustrado de la Biblia. Editorial Caribe