ArchLondon
Modelo digital del arco del templo de Baal que sobrevivió a la destrucción de DAESH (ISIS) en Siria  y que próximamente se inaugurará en Trafalgar Square en Londres.

Pareciera que el titular de este artículo fuera una noticia falsa, en realidad es del todo cierto. El templo de Baal (o Templo de Bel) fue un famoso punto de referencia arqueológica en el mundo que se encontraba en Palmyra, Siria. En agosto de 2015, este templo fue destruido por DAESH (ISIS), y la mayor parte del mundo reaccionó con terror ante la pérdida de un “sitio de patrimonio cultural”. En un intento por “preservar la historia”, dos réplicas exactas del arco de 50 pies que se sitúa en la entrada del templo serán erigidas en abril de 2016 en Times Square en Nueva York y en Trafalgar Square en Londres. En la antigüedad, el sacrificio de niños y orgías bisexuales eran prácticas comunes en los altares de Baal. ¿Cuáles pueden ser las repercusiones de esto?

Si aún lo dudan pueden revisar la noticia publicada por el periódico The New York Times el 19 de marzo aquí.

La mayoría de la gente no sabe en qué consistía el culto a Baal. La verdad es que la mayoría de los elementos del antiguo culto a Baal persisten en nuestra sociedad occidental.

Anteriormente la única referencia que se tenía sobre el culto a Baal era la misma Biblia, sin embargo no se conocían los detalles exactos de su forma de adoración. Fue hasta 1928 que se descubrieron en Siria restos de la ciudad hetea llamada “Ugarit”. Ugarit fue una ciudad importantísima en Medio Oriente alrededor del año 2,000 a, C. Los Templos de Baal y Dagon dominaban la ciudad y las llanuras aledañas. En la zona se encontraron miles de tablillas con textos de carácter económico, jurídico, diplomático y administrativo, escritos en ocho idiomas y cinco diferentes tipos de letra. Estos textos demostraron que la religión de Ugarit eran un reflejo bastante exacto de la civilización de la tierra de Canaán justo antes de la conquista israelita descritos por la biblia.

Los textos demuestran los resultados degradantes del culto a estas deidades: recalcan la guerra, la prostitución sagrada, el erotismo y la consiguiente degradación social. La adivinación, la astrología y la magia eran prácticas comunes en Ugarit. No solo se buscaban señales y presagios en los cuerpos celestes, sino también en los fetos deformados.

Numerosas referencias de la Torah cobraron sentido. Mientras prohíbe el bestialismo, el dios Baal copula con una novilla. Mientras la Torah prohíbe cortarse la piel por un muerto, el dios Baal se cortó la piel con un cuchillo y se hizo incisiones en la mejilla y en la barba (Nos recuerda el pasaje de Elias que vimos en la Haftará Ki-Tisa, haz clic en las letras azules para escucharla). Mientras la Torah prohíbe cocinar al cabrito en la leche de su madre, un poema ugarítico menciona que se trata de un rito de la fertilidad.

Por todas estas razones Deuteronomio 18:9 ordena:

“Cuando entres a la tierra que YHVH tu Di-s te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones”

Basándose en este principio el grupo terrorista DAESH (Estado Islámico) destruyó en Agosto de 2015 el templo a Baal y sus arcos del triunfo entre otros vestigios arqueológicos de la época romana. Ya habíamos hablado sobre las repercusiones del conflicto Sirio en los acontecimientos mundiales y en la profecía judía (Puedes consultarlo haciendo clic aquí.) Su propósito era terminar con la idolatría. Ahora occidente vuelve a llamar la atención de este grupo con estas réplicas de los arcos de entrada de estos templos paganos. ¿No considerará DAESH estas réplicas como una nueva incitación de Estados Unidos y de la Unión Europea?, ¿No levantan estas réplicas la bandera de la atención de los grupos terroristas hacia estas ciudades?, ¿Sigue siendo occidente el personaje ingenuo respecto a la situación mundial?

Destrucción templo baal
Fotografía publicada por DAESH (ISIS) del momento de la destrucción del Templo Baalshamin.

No está de más recordar que después de los actos terroristas en Bruselas, el gobierno belga decidió arrestar a un grupo musulmán sospechoso de apoyar la ley Sharia, es decir, la ley que define como debe el ser humano comportarse según las normas del Corán. El video puede ser visto aquí (disponible sólo en inglés).

Tampoco está de más recordar que la agencia de espionaje alemana reconoció en Febrero pasado que militantes de DAESH (Estado Islámico) fueron introducidos como refugiados en Europa. La noticia publicada en Reuters puede ser consultada aquí.

No solo los principales gobiernos europeos se han dado cuenta de lo anterior, el mismo candidato republicano Donald Trump se ha declarado en contra de la tolerancia hacia los musulmanes. Ha declarado:

“Esto es sólo el principio, se pondrá peor debido a que somos relajados y tontos”.

También ha declarado que Israel ya no merece el soporte y apoyo en su lucha contra el terrorismo.

Occidente se encuentra inmerso en una guerra, y aunque aún muchos dudan que hayan terroristas infiltrados a lo largo de Europa y Estados Unidos, la verdad es que el mundo se encuentra en una guerra contra lobos solitarios diseminados por todo el mundo que tienen un mismo propósito: Convertir a occidente en “Dar alHarb” (tierra de guerra). ¿Será casualidad que el último acto terrorista se haya perpetrado contra la capital de la Unión Europea?

Mientras las declaraciones en las redes sociales alimentan el odio terrorista, DAESH continúa celebrando cada uno de sus atentados y un sinnúmero de publicaciones manifiestan apoyo a estos actos terroristas a lo largo de toda la Unión Europea.

mqkemzzr_400x400

Dice Rabí Iojanan: “Dichoso quien ve la caída de Tadmor (Palmira)” Y dice la Torah:

“Entonces YHVH hará volver a tus cautivos, y tendrá misericordia de ti, y volverá a recogerte de entre todos los pueblos adonde te hubiere esparcido YHVH tu Di-s. Y pondrá YHVH tu Di-s todas estas maldiciones sobre tus enemigos, y sobre tus aborrecedores que te persiguieron”. Deuteronomio 30:2-7

¿Estás circuncidando tu corazón?

Deja tus comentarios, no necesitas crear un usuario. ¡Shalom veShalom!, ¡Vuélve ya Casa de Israel!

Anuncios