El tema que les traigo hoy es, a mi parecer, uno de los temas mas importantes en la vida de un creyente. Sin el conocimiento de estos dos personajes estaremos caminando por la vida con una venda en los ojos.

Diferentes religiones que tienen como tronco principal la Torah, no enseñan sobre este tema tal y como se conoce en el judaísmo y que es tan importante comprender, ya que sin él todo carece de sentido.

Cuando el Eterno comenzó su creación, la pensó y obró  dual, y esta dualidad la encontramos en todos los niveles y formas tanto en las cosas hechas como en los modos de vivir, pensar, actuar. La dualidad está en todo. Así mismo, la dualidad está también en nuestras almas. ¿Cómo puede ser esto? Normalmente entendemos que nuestra alma es una sola figura la cual acumula lo que hemos aprendido de la vida, sea bueno o malo, y que esa alma será llevada a juicio cuando llegue el tiempo. Veamos de más de cerca el alma y estemos atentos a ver lo que en ella existe, según la fe en la que hemos creído, misma fe en la que creyó Jeshúa, porque era judío. Así que, bajo la fe de la cultura hebrea vayamos al conocimiento del alma. Entendiendo ésto llegaremos a la mejor comprensión de lo escrito en la Biblia.

EL ALMA HUMANA

El judaísmo habla que el alma esta formada por néfesh, rúaj y neshamá.

NÉFESH (refrescado) :  viene de la raíz nafash, nafásh según el Strong 5314; raíz prim.; respirar;  pas.,  ser  soplado  sobre,  i.e.  (fig.)  refrescado  (como  por  una  corriente  de
aire). También puede significar “descanso”, como en el versículo: “En el séptimo día [Dios] cesó de crear y descansó (nafash) (Éxodo 31:17).

EXODO

31:17 Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó.

RUAJ (viento): que significa viento

NESHAMÁ (respiración): según el Strong 5397; viene del 5395 ( nashám; raíz prim.; prop. soplar alejando, i.e. destruir ) ; resoplido, i.e. viento, furia o aliento vital, inspiración divina, intelecto, o (concr.) aliento animal.

PARTES DEL ALMA

 

Tenemos entonces aquí, que el pensamiento afecta el aliento de vida (neshamá), y si lo afecta es debido a que nuestro pensamiento lo eleva, lo magnifica, lo pone  por encima, lo ensalza, lo honra, y lo “Coronas”, o lo menosprecia, lo enloda, lo pone por debajo, no lo valora, lo deshonra,  y “lo Coronas”. Si, nuevamente hablo de la palabra coronar, no es un error, mas adelante les hablaré de este detalle ya que es muy importante.

En otras palabras, tenemos que el aliento de vida, que es la parte del alma mas cercana al Creador,  puede ser afectada positiva o negativamente sólo porque hemos soltado un pensamiento correcto o uno incorrecto. Por  ejemplo, si el aliento de Vida es afectado negativamente porque hemos tenido un pensamiento negativo, y nos “deprimimos”,  nuestro hablar y nuestro actuar se manifestarán de forma negativa, el néfesh deja de estar en reposo y se altera. Sabemos que cuando nos sentimos deprimidos,  iracundos, impotentes o nos sobreviene cualquier otro “sentimiento negativo”, nos es muy difícil salir de ese estado. ¿Por qué ocurre esto? simplemente porque no tenemos control sobre “las emociones”, y las emociones nos llevan a sacar por nuestra boca a través del Ruaj (2da parte del alma) palabras de muerte, palabras negativas, y nos hacen actuar a través de  néfesh (3era parte del alma) con acciones de muerte, acciones negativas. Contrariamente sucede cuando nuestro pensamiento es positivo.

Éste es sólo un ejemplo, pero podemos tomar cualquiera de nuestros actos negativos y descubrir que pensamientos lo produce. O nuestros actos positivos y saber que pensamientos lo produce. Tenemos que aprender a observarnos con atención.

¿Cuál es entonces nuestro campo para la batalla? nuestra mente, allí donde se forman los pensamientos.

Acerquemonos mas aún a ese sitio, justo al lugar donde el aliento de vida necesita de nuestro cuidado, justo allí donde producimos vida o producimos muerte, al lugar donde nacen nuestros pensamientos.

Para ello deseo explicarles invitándolos a que me acompañen al Edén. Estamos parados viendo de cerca a la Mujer, observemos las palabras que le contesta a la serpiente cuando acepta la socialización con ella:

GENESIS 3

3:2 Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; 
3:3 pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.

Un momento, ¿A qué árbol se está refiriendo?. Dios dijo:

GENESIS 2

2:9 Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida  en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal. 

y ahora

2:16 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; 
2:17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. 

Claramente el Eterno no dijo que del árbol de la Vida no se podía comer. Tampoco dijo que el árbol del conocimiento del bien y del mal estaba en medio del huerto. En el medio sólo cabe uno, el otro estaría cerca o a su lado pero nunca en medio. ¿Qué pasó aquí? ¿Es una contradicción?. Desde mi punto de vista no lo es. Cada ser humano tiene su “centro“, llamémoslo así: Tenemos nuestro “lugar Santísimo”, allí en lo mas intimo de nosotros, en lo mas secreto e intocable. Es allí donde debería estar el árbol de la Vida en este pasaje bíblico, pero en cambio en el centro de la mujer, ya no estaba el árbol de vida, la mujer ya había comenzado a tener pensamientos incorrectos (esto pudo ocurrir en segundos) y el árbol de la Vida fué sustituído por el árbol del conocimiento del bien y del mal, y la serpiente aprovechó ese momento, ese instante para actuar astutamente. Traigo a  Santiago para comprender este momento:

SANTIAGO

1:13 Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; 
1:14 sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido.
1:15 Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte. 

La mujer había entrado en concupiscencia, sin este detalle nunca la serpiente hubiera podido entrar a seducirla. La mujer ya tenía curiosidad, ya había afectado negativamente el Aliento de Vida con un pensamiento incorrecto. Entiendo entonces, que en ese lugar  donde se producen nuestros pensamientos tiene que estar fuertemente y firmemente atendido por nosotros. Es allí donde habita nuestra tendencia a el Bien  y  nuestra tendencia al Mal (el Yetzer Ha-Tov y  Yetzer Hará), conozcámos  estos personajes.

YETZER HARÁ

El  Yetzer Hará, es el Satán (El Adversario) y es también el Malaj Hamavet (ángel de la muerte). ¿Interesante no? ¿Se acuerdan del Ángel bueno y del Ángel malo que supuestamente teníamos cuando éramos niños? Resulta que si era verdad! sólo que no era sólo cuando eramos niños, sino que siempre están allí también de adultos.  Así que  la imágen que teníamos de el Satán está comenzando a cambiar, la realidad es que vive pegado a tu oído susurrando porque tu y yo  le damos  el permiso para  que lo haga, hemos tenido pensamientos incorrectos, hemos dejado entrar la concupiscencia.

¿Cómo nos convence el Yetzer hará de actuar mal? Tiene su manera de hacerlo y ha tenido mucho éxito. Volvamos al Edén.

GENESIS 3

3:4 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; 
3:5 sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. 
3:6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella. 

El Yatzer Hará le dice que sus ojos serán abiertos y conocerá lo que es bueno y lo que es malo. Recuerden que la dualidad estaba allí, lo bueno y lo malo existían juntos pero ellos no sabían distinguirlo. La astucia  del Yetzer Hará la hizo “ver“, “Imaginar“, llegó hasta sus “sentimientos“: Codiciar (Deseo apasionado de poseer muchas cosas, especialmente riquezas o bienes). Puso pensamientos en su mente que llegaron muy adentro, entonces actuó y pecó, y al pecar murió. Por este acto es que es prometido un Mesías que revierta toda esta transgresión y castigo.

 ¿Cuando saber que el Yetzer Hará esta actuando en mi?

Siempre que te observes con un espíritu abatido, un espíritu que no esté en paz, un espíritu ansioso, muy ambicioso o angustiado, ten la certeza de que el Yetzer Hará está susurrando. Cuando te observes que como fuere tienes que tener la razón, alcanzar la aprobación de los demás, te vienen pensamientos de estrategias para manipular, ten la certeza que el Yetzer Hará te está susurrando. Observa como reaccionas. Comienza a darle la órden al Yezer Hará que se vaya y pon de testigo a las Escrituras (el Conocimiento de Dios, Las promesas) y el Yetzer Hará se irá.

SANTIAGO

4:7 Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.

La creencia judía dice que el Yetzer Hará se encuentra ubicado a nuestra izquierda y el Yetzer Ha-Tov a nuestra derecha.

No todo es malo con el Yetzer hará. ¿Cómo que no todo es malo con el Adversario, con el Satán?

El Yetzer Hará es necesario para la debida formación del ser humano a imagen y semejanza de Dios. Así como, un avión necesita de un viento adverso para poder alcanzar altura, así mismo el creyente necesita de las adversidades para fortalecer sus virtudes espirituales, para afirmar su buen comportamiento y fortificar su libre albedrío a favor de la Vida Eterna. El hombre necesita errar para aprender a no volverlo a hacer. Dios es perfecto y la perfección no admite errores, lo que tal vez nos parezca malo, puede resultar en bendición, dependiendo de cómo lo domines.

Existe muchísima mas información sobre este personaje, que les invito a investigar en la web. Les traigo sólo lo básico para abrirles el apetito.

YETZER HA-TOVEl

Yetzer Hará no está sólo, tiene un compañero: el Yetzer Ha-Tov, la inclinación al bien, quien es también el Angel de la Vida. Esta inclinación también tiene  el atributo de hacernos “ver“, de “imaginar“. Pero nos hace ver el mundo espiritual y nos  motiva  para elevarnos hacia ella y no nos lleva a la desobediencia. El Yetzer Ha-Tov es el medio por el cuál alcanzamos la comunión con el Creador, también alcanzamos guardar su Torah y no quebrantarla, la gracia o embellecimiento por causa de la obediencia,  y crecer en sabiduría hasta alcanzar la estatura del Mesías.  Y este debe ser nuestro deseo y por lo tanto nuestro compromiso con nosotros mismos. Si no hay el deseo de querer elevarnos, no existe el compromiso para hacerlo y para lograrlo, todo esfuerzo es en vano, nos llevará de vuelta a obedecer al Yetzer Hará, y llevaremos una vida inestable. Por lo tanto no veremos crecimiento alguno en nuestro recorrido por este mundo.

EL PODER DEL LIBRE ALBEDRÍO

Esta es la función principal de nuestro libre albedrío, nuestro poder de decidir a quién “coronar”Voy a explicarlo de esta manera: Cuando obedecemos al Yetzer Hará, hacemos comunión con él, pacto con él, matrimonio con él y producimos un pecado. Pecado que es considerado como un demonio, nació y allí está. Igualmente cuando obedecemos al Yetzer Ha-Tov, hacemos comunión con el bien, con la luz, con el amor, con la paz, comunión con Dios, hacemos pacto con Dios y creamos una buena obra, esa buena obra es un ángel que fue creado y está allí. Es la razón por la cual el pueblo judío nos habla de que somos nosotro mismos quienes creamos nuestros demonios y angeles. Nos unimos al Yetzer Hará y creamos muerte o nos unimos al Yetzer Ha-Tov y creamos Vida. ¿A quién le pones la corona de rey? ¿A quién vas a servir? ¿A quién vas a obedecer?. 

hawa222

 

Cuando la mujer  socializó con el Yetzer Hará en el Edén, se unió a él y dió a luz el pecado, y el pecado la muerte. La mujer “Coronó” en ese momento al Yetzer Hará, al Satán, y la descendencia de esa misma mujer daría a luz a un varón que sería enviado 40 días al desierto de Judá a tener un encuentro con la tendencia al Mal, con el Satán.

fotoportada58bc4fce63044_05032017_950am

MATEO

4:1 Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo (YETZER HARÁ).
4:2 Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre. (El Yetzer Hará actúa cuando ve que tiene la puerta abierta, que hay algo vulnerable)
4:3 Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. (el Yetzer Hará lo pone a imaginar – ilusión- la manera de buscar que caiga en su trampa igual que a la mujer en el Edén)
4:4 Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. (el Yetzer Hará no obtuvo la victoria)(Yeshúa uso el intelecto – llamado el Tzadik–  y puso frente del Yetzer Hará las Escrituras como testigo)
4:5 Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo,
4:6 y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está:
A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán,
Para que no tropieces con tu pie en piedra. (el Yetzer Hará, que es astuto, viendo que Jeshúa ponía las Escrituras como testigo, lo trata de volver a ilusionar por medio del testigo que Jeshúa mismo invoca: Las mismas Escrituras. Manipulando las Escrituras)
4:7 Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios. (el Yetzer Hará no obtuvo la victoria)
4:8 Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos,
4:9 y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares.
4:10 Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás (Yatzer Hará), porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. (el Yetzer Hará no obtuvo la victoria)
4:11 El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían.

………Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.

¿Qué gran obra hizo Jeshúa en este momento?

Reversó “el postrer Adán” la coronación que había hecho la Mujer (su madre), le quitó la corona al Yetzer Hará y se la colocó al Yetzer Ha-Toval Ángel de la Vida, a la Inclinación al Bien. Y así anunció, y por testigo tiene a las Escrituras las que invocó, que el Yetzer Hará (Satán, el Adversario, la Muerte) no sería quién lo reinaría y que la muerte y el pecado quedaban totalmente destruidos. Allí Jeshúa hizo pacto con el Padre y  aceptó el cargo de Mesías, quién nos libró de nuestro mayor enemigo. La historia de la tentación es un punto clave en el propósito de Dios para reversar, o menor dicho, restituir su creación.

Por último dejo una reflexión:

Si nosotros tenemos que alcanzar la estatura del Mesías, ¿Qué es lo primero que tenemos que hacer? ¿A quién debemos coronar? 

Espero, y es la intención de este artículo, que todas estas palabras los lleven a la meditación, y la meditación al deseo de alcanzar el reino, y el deseo al compromiso con si mismos, y el compromiso a la visualización del propósito de su lucha, y la visualización a la obtención de la victoria. Coronen al que tiene que ser coronado y manténganse firmes.

LUCAS

6:47 Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante. 
6:48 Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca. 
6:49 Mas el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa sobre tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y luego cayó, y fue grande la ruina de aquella casa. 

Shalom

 

Fuentes y agradecimiento

El Control de la Vida.  R. Amram Anidjar (Recomendado)

https://www.aishlatino.com/judaismo/espiritualidad/cuerpo-y-alma/El-alma.html

https://www.judaismohoy.com/article.php?article_id=2502

https://www.iglesia.net

Anuncios