golpe

Los aeropuertos están cerrados, los aviones que llegan se regresan o se desvían, la televisión dejó de transmitir y han colapsado el internet. Helicópteros y tanques militares están ocupando las calles. Hay toque de queda y el Primer Ministro ha pedido asilo a Alemania, la solicitud rechazada. Pedirá asilo a Irán y como tercer opción a Qatar.

Aunque hay poca información oficial, algunos medios cuentan con reporteros que transmiten vía satélite. Hay prohibición expresa de los turcos de salir a la calle.

Se reportan detonaciones, disparos en la calle y Estambul se encuentra sumida en caos.

El gobierno del Primer Ministro Erdogan ha procurado un gobierno laico pero dictatorial ¿significa esto que el ejército desea aplicar la ley y las ideas islámicas como parte de su nueva forma de gobierno?

En los próximos días veremos cuál es la política que seguirá el ejército que ya ha tomado la televisión para anunciar el toque de queda y asegura haber tomado el control de todo el país. ¿seguirá combatiendo contra ISIS como lo hizo el Primer Ministro?

También es importante que esperemos a ver cuál es la posición de Rusia ante el suceso, quien ha tomado el liderazgo económico y político en la región.

Existe una profecía judía que anunció el rabino Vilna Gaon en 1797, sobre dos acontecimientos que anunciarían la inminente llegada del Mesías.

“Cuando escuchen que los rusos han capturado la ciudad de Crimea, deben saber que los tiempos del mesías han comenzado, que sus pasos han sido oídos. Y cuando escuchen que Rusia ha alcanzado la ciudad de Constantinopla, deben usar sus ropas de Shabat y no deben quitárselas, ya que eso significará que el Mesías esta por aparecer en cualquier minuto”.

La primer parte de esta profecía se cumplió en 2014 cuando Rusia se anexó el territorio ucraniano de Crimea.

Otro sabio judío llamado Baal Shem Tov anunció “Cuando vean al caballo ruso en Constantinopla, la ciudad de Turquía, ustedes sabrán que el mesías esta por llegar”.

La alianza entre Rusia y el sector musulman shiita de Siria e Irán le ha permitido convertirse en  el protagonista de la región. Además, la presencia militar rusa en Siria cerca de la frontera norte de Israel hace a muchos suponer que en realidad Vladimir Putin es Gog y Rusia es Magog.

Deja tus comentarios, no necesitas crear un usuario. ¡Shalom veShalom!, ¡Vuélve ya Casa de Israel!

Anuncios