diluvio

Algunos pasajes de la Biblia nos dan a entender que después de algún suceso Dios se dio cuenta de algo que no tenia contemplado y cambia de parecer o se arrepiente,   pero por otro lado la Biblia nos dice que Dios no cambia ni se arrepiente,

¿Hay una contradicción en la Biblia? O que esta pasando? 

Versículos a Favor de que Dios SI se arrepiente:

Génesis 6:6, “Y se arrepintió YHVH de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en Su corazón.”

Jonás 3:10 “Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino; y se arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no lo hizo.”

Éxodo 32:14 “Entonces YHVH se arrepintió del mal que dijo que había de hacer a Su pueblo.”

Versículos que estipulan que Dios NO se arrepiente:

Malaquías 3:6 declara, “Porque Yo YHVH no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.”

Santiago 1:17 “Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.”

Números 23:19“Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?”

En el idioma original, la palabra que es traducida como “arrepentirse” o “ceder”, es la expresión hebrea para “sentir pena o dolor por”. El sentir dolor por algo no significa que haya ocurrido un cambio, simplemente significa que hay pesar por algo que ha sucedido.

Entonces si vemos Génesis 6:6 “… se arrepintió YHVH de haber hecho hombre en la tierra…” … “…y le dolió en su corazón.”  podemos ver que a Dios le dolió el haber creado al hombre pero el que tu estés leyendo esto quiere decir que no cambio su desicion y aquí seguimos.

Es muy importante destacar que el contexto de este pasaje es una descripción del estado pecaminoso en que el hombre estaba viviendo, y fue el pecado del hombre lo que causó el dolor de Dios, no la existencia del hombre.

El ejemplo de Jonás 3:10 “Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino; y se arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no lo hizo.” La misma palabra hebrea es usada aquí, expresando “sentir pena o dolor por” ¿Por qué tenía Dios “dolor” por lo que Él había planeado para los ninivitas? Porque ellos tuvieron un cambio de corazón, y como resultado cambiaron sus caminos de desobediencia por obediencia.

Comenzamos a ver un patrón, correcto?  Los hombres cambian de parecer hacia lo bueno o hacia lo malo y esto causa que el juicio de YHVH sea uno u otro,  y vemos que el tema de que si “Dios cambia de parecer” se torna mas en como actúa Dios para con su pueblo respecto a la obediencia.

Otro ejemplo que podemos ver  es el de el rey Saul; al establecer el reinado de Saúl, el Señor le ordenó descender a Gilgal y esperar siete días hasta que Samuel viniera a él para hacerle saber lo que debía hacer (1 Samuel 10:8). Ya sabemos cómo el rey desobedeció. Entonces Samuel le dijo: “Locamente has hecho; no guardaste el mandamiento de YHVH tu Dios que él te había ordenado; pues ahora YHVH hubiera confirmado tu reino sobre Israel para siempre. Mas ahora tu reino no será duradero. YHVH se ha buscado un varón conforme a su corazón, al cual YHVH ha designado para que sea príncipe sobre su pueblo, por cuanto tú no has guardado lo que YHVH te mandó.”    Aqui pareceria que Dios se arrepintio de haberle hecho una promesa a Saul, correcto?  Pero si entendemos el contexto y vemos la desobediencia de Saul, entonces entendemos que no fue un cambio de parecer de Dios si no una consecuencia de la desobediencia.

Las Escrituras que describen a Dios aparentemente “cambiando de parecer” son intentos humanos por explicar las acciones de Dios. Dios iba a hacer algo, pero en lugar de ello hizo otra cosa. Para nosotros, eso suena como un cambio. Pero para Dios, quien es omnisciente y soberano, no es un cambio. Dios siempre supo lo que Él iba a hacer. Dios también sabía lo que Él necesitaría hacer para que la humanidad hiciera lo que Él quería que hiciera. Dios amenazó a Nínive con destruirlo, sabiendo que eso causaría el arrepentimiento de los ninivitas. Dios amenazó a Israel con destrucción, sabiendo que Moisés intercedería por ellos. Dios no lamenta Sus decisiones, pero se entristece por lo que hace la humanidad en respuesta a Sus decisiones. Dios no cambia de parecer, sino que actúa consistentemente con Su Palabra en respuesta a nuestras acciones.

Por favor déjanos tus comentarios, dudas o sugerencias al final de la pagina en la sección de “Comentarios”  (no es necesario crear un usuario), queremos saber tu opinión.

 
15   Junio   2015
Shalom  (gal ‘eina ve’abita nifla’ot mitorateja)