Hijo y sucesor de Joram. Según 2 Crónicas 21:16,17: 22:1 una coalición de filisteos y árabes atacó a Judá durante el reinado de Joram, y éstos se llevaron un gran botín, incluyendo a los hijos y a las mujeres del rey. Sólo escapó el más pequeño, Joacaz. Éste  fue puesto en el trono por el pueblo, a la muerte de su padre, y reinó con nombre de Ocozías. Según 2 Reyes8:26 , Ocozías tenía 22 años cuando comenzó a reinar. La cifra 42 en 2 Crónicas 22:2 puede ser error de copista, pues el mismo libro dice que su padre tenía 40 cuando dejó  de reinar (2 Crónicas 21:5). Su madre fue Atalía e influyó mucho sobre él. Ocozías reinó sólo un año en Jerusalén.

2 CRONICAS

21:16 Entonces Jehová despertó contra Joram la ira de los filisteos, y de los árabes que estaban junto a los etíopes; 
21:17 Y subieron contra Judá, e invadieron la tierra, y tomaron todos los bienes que hallaron en la casa del rey, y a sus hijos y a sus mujeres; y no le quedó más hijo, sino solamente Joacaz el menor de sus hijos. 

22:1 Los habitantes de Jerusalén  hicieron rey en lugar de Joram a Ocozías (Joacaz) su hijo menor; porque una banda armada que  había venido con los árabes al campamento, había matado a todos los mayores; por lo cual reinó Ocozías, hijo de Joram rey de Judá. 

Ocozías tomó parte con Joram, rey de Israel, en una campaña contra Hazael,  rey de Siria, en Ramot-Galaad. Fue allí donde Joram de Israel resultó seriamente herido y tuvo que retirarse a Jezreel.

Hazael rey  de Siria

Jezreel y Ramor Gallad

HAZAEL 2

Mientras tanto había estallado la revolución en Israel bajo la dirección de Jehú. Éste se dirigió a Jezreel donde Joram estaba en su lecho de enfermo. Allí lo encontró con Ocozías que había ido a visitarlo, y aprovechó para matar a ambos reyes. (2 Reyes 8:25-29; 9:27-29; 2 Crónicas 22:1-9)

Cuando se comparan los dos relatos (2Re 9:21-28; 2Cr 22:7-9), se ve que el curso de los sucesos fue el siguiente: al acercarse a Jezreel, Jehú se encontró con Jehoram y Ocozías. Derribó a Jehoram, y Ocozías huyó. Jehú no lo persiguió inmediatamente, sino que continuó hacia Jezreel para terminar la obra de ejecución. Mientras tanto, Ocozías trató de regresar a Jerusalén; no obstante, solo llegó hasta Samaria, donde trató de esconderse. Los hombres de Jehú que lo estaban persiguiendo lo descubrieron en Samaria, lo capturaron y lo llevaron a Jehú, que estaba cerca de la ciudad de Ibleam, no lejos de Jezreel. Cuando Jehú vio a Ocozías, ordenó a sus hombres que lo mataran en su carro. Ellos lo derribaron y lo hirieron mientras iba camino de Gur, cerca de Ibleam, pero le permitieron escapar, de modo que Ocozías huyó a Meguidó, donde murió a causa de sus heridas.

2 REYES

9:21 Entonces Joram dijo: Unce el carro. Y cuando estaba uncido su carro, salieron Joram rey de Israel y Ocozías rey de Judá, cada uno en su carro, y salieron a encontrar a Jehú, al cual hallaron en la heredad de Nabot de Jezreel.

9:22 Cuando vio Joram a Jehú, dijo: ¿Hay paz, Jehú? Y él respondió: ¿Qué paz, con las fornicaciones de Jezabel tu madre, y sus muchas hechicerías?

9:23 Entonces Joram volvió las riendas y huyó, y dijo a Ocozías: ¡Traición, Ocozías!

9:24 Pero Jehú entesó su arco, e hirió a Joram entre las espaldas; y la saeta salió por su corazón, y él cayó en su carro.

9:25 Dijo luego Jehú a Bidcar su capitán: Tómalo, y échalo a un extremo de la heredad de Nabot de Jezreel. Acuérdate que cuando tú y yo íbamos juntos con la gente de Acab su padre, Jehová pronunció esta sentencia sobre él, diciendo:

9:26 Que yo he visto ayer la sangre de Nabot, y la sangre de sus hijos, dijo Jehová; y te daré la paga en esta heredad, dijo Jehová. (1 Reyes 21. 19) Tómalo pues, ahora, y échalo en la heredad de Nabot, conforme a la palabra de Jehová.

9:27 Viendo esto Ocozías rey de Judá, huyó por el camino de la casa del huerto. Y lo siguió Jehú, diciendo: Herid también a éste en el carro. Y le hirieron a la subida de Gur, junto a Ibleam. Y Ocozías huyó a Meguido, pero murió allí.

 

2 CRONICAS

22:8 Y haciendo juicio Jehú contra la casa de Acab, halló a los príncipes de Judá, y a los hijos de los hermanos de Ocozías, que servían a Ocozías, y los mató.

22:9 Y buscando a Ocozías, el cual se había escondido en Samaria, lo hallaron, y lo trajéron a Jehú, y le mataron; y le dieron sepultura, porque dijeron: Es hijo de Josafat, quien de todo su corazón buscó a Jehová. Y la casa de Ocozías no tenía fuerzas para poder retener el reino.

Ibleam

Segundo de las Crónicas 22:7 indica que la muerte de Ocozías “provino de Dios”; por lo tanto, Jehú actuó como el ejecutor designado por Dios al matar a este hombre que se asoció con la casa condenada de Acab.

2 Crónicas

22:6 Y volvió para curarse en Jezreel de las heridas que le habían hecho en Ramot, peleando contra Hazael rey de Siria. Y descendió Ocozías hijo de Joram, rey de Judá, para visitar a Joram hijo de Acab, en Jezreel, porque allí estaba enfermo.

22:7  Pero esto venía de Dios, para que Ocozías fuese destruído viniendo a Joram: porque habiendo venido, salió con Joram contra Jehú hijo de Nimsi, al cual Jehová había ungido para que exterminara la familia de Acab.

Al morir Ocozías, Atalía su madre usurpa el trono.

 

Fuentes y agradecimiento:
Diccionario Ilustrado de la Biblia. Editorial Caribe
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1200001923
https://es.wikipedia.org/wiki/Hazael
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1200000145