La alimentación, tema controversial, has escuchado comentarios como:

  • En Jesus ya fueron limpias todas las cosas….
  • Eso es del pasado porque no había refrigeradores…
  • La ley ya fue abolida
  • En estos tiempos hay muchos estándares de limpieza en la alimentación no pasa nada…

Hay mas comentarios, y de seguro me puedes ayudar a dejarme mas en los comentarios abajo del Post, pero creo que la idea queda clara, no?  Primero debemos entender para que es la Ley/Torah/Instrucción que nos dejo YHVH en los primeros 5 libros de la Biblia? No son para la Gloria de el y si no lo hacemos le haremos dano, o si?  YHVH mismo nos dice en repetidas veces, esto es para que te vaya bien y tengas largos días (vivas mas días).

YHVH es quien nos creo y el sabe lo que nos hace bien y lo que nos hace mas para estar mejor, al igual que un manufacturero de un Automóvil te dice que le pongas de “AAA” aceite, “GGG” gasolina y que lo revises con cierta frecuencia para que el motor te dure mas tiempo, nuestro Dios nos manda con este manual en el cual nos indica que si y que no comer para que nuestros cuerpos duren mas en buena forma y sanos. No quiere decir que si no sigues la receta te vas al infierno y pierdes la “salvación” pero te esta dando la forma fácil de vivir una vida sana y muy importante si tienes un llamado en tu corazón de saber de ese Dios de Israel, YHVH, sus fiestas, su ley, etc y quieres comenzar a cumplir sus mandamientos poco a poco o mucho a mucho…  si ese es el caso, esto de la alimentación se torna en algo muy importante y de ayuda, porque?

Lev 11:46 Tal, entonces, es la ley referente a animales, criaturas que vuelan, todas las criaturas que se mueven en el agua, y todas las criaturas que se arrastran sobre la tierra.
Lev 11:47 Su propósito es distinguir entre lo inmundo y lo limpio, y entre las criaturas que se pueden comer y aquellas que no se pueden comer.'”

Como puedes ver el propósito es saber distinguir entre lo inmundo (lo malo) y lo limpio (lo buen) y es una decisión que tienes que tomar cada que te sientas en la mesa a comer, cada que estas con amigos y te ofrecen comida, cada que vas al super a comprar comida, etc…  en otras palabras tienes que tomar la decisión mínimo 1 vez al día y hasta 10 veces al día si no es que mas…  ejerciendo el “musculo” de la obediencia muchas veces al día si no es que es la actividad mas recurrente en nuestras vidas en las que tenemos que estar tomando la decisión de obedecer o no obedecer la palabra de YHVH, ya que si queremos obedecer en lo realmente difícil (ética, moral, comportamiento) pero no ejercitamos a diario la obediencia sera sumamente difícil, y no estoy diciendo que si sigues la ley alimenticia lo demás es fácil, al contrario sigue siendo difícil pero hay mas probabilidades de que cuando llegue una decisión de otro tipo que no sea comida tus “hábitos de escoger lo bueno o lo malo” te pueden ayudar a escoger lo bueno.

Antes de pasar a los capítulos en el Nuevo testamento donde se entiende o explica que Jesús ya cambio esta ley y ya se puede comer de todo, quisiera que leamos esto que Jesús mismo nos dijo:

Mat 5:17 “No piensen que he venido a abolir la Toráh o los Profetas. He venido, no a abolir, sino a cumplirla.
Mat 5:18 ¡Sí, en verdad! Les digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una iod, ni una tilde pasarán de la Toráh; no hasta que lo que tenga que suceder, suceda.
Mat 5:19 De manera que cualquiera que desobedezca el menor de estos mandamientos, y enseñe así a otros, será llamado el menor en el Reino del YHVH. Pero cualquiera que los obedezca y así enseñe será llamado grande en el Reino de YHVH.

Esto es algo muy importante de no pasar por alto, ya que es muy contradictorio dejarte llevar por lo que te dice alguien o por lo que manipula alguien diciéndote que Jesús abolió esto o aquello, cuando el mismo dice que no vino a abolir si no a cumplir y después todavía dice “cualquiera que desobedezca y ensene eso a otros…”, eso debería de producir temor si eres creyente de Jesús ya que estas son sus palabras.

Uno de los pasajes que se utiliza mucho para decir que Jesús abolió la ley de Levítico 11 es en un desacuerdo que Jesús tubo con los Fariseos (Mateo 15) donde el TEMA no es la comida (Levítico 11) si no es una Tradición de los Antiguos del lavamiento de manos que no esta en la Torah si no en libros de tradiciones (Talmud) y es en contra de lo que esta luchando Jesús con los Fariseos (tradiciones de hombre).:

Mat 15:1 En esta sazón, ciertos escribas y fariseos que habían llegado de Jerusalén , le dijeron:
Mat 15:2 ¿Por qué motivo tus discípulos traspasan la tradición de los antiguos, no lavándose las manos cuando comen?
Mat 15:3 Y él les respondió: ¿Y por qué vosotros mismos traspasáis el mandamiento de Dios por seguir vuestra tradición? Pues Dios tiene dicho:
Mat 15:4 Honra al padre y a la madre; y también: Quien maldijere a padre o a madre, sea condenado a muerte;
Mat 15:5 mas vosotros decís: Cualquiera que dijere al padre o a la madre: la ofrenda que yo por mi parte ofreciere redundará en bien tuyo,
Mat 15:6 ya no tiene obligación de honrar o asistir, a su padre o a su madre; con lo que habéis echado por tierra el mandamiento de Dios por vuestra tradición.
Mat 15:7 ¡Hipócritas!, con razón profetizó de vosotros Isaías, diciendo:
Mat 15:8 Este pueblo me honra con los labios; pero su corazón lejos está de mí.
Mat 15:9 En vano me honran enseñando doctrinas y mandamientos de hombres.
Mat 15:10 Y habiendo llamado a sí al pueblo, les dijo: Escuchadme, y atended bien a esto:
Mat 15:11 No lo que entra por la boca es lo que mancha al hombre, sino lo que sale de la boca; eso es lo que le mancha.
Mat 15:12 Entonces, arrimándose más sus discípulos, le dijeron: ¿No sabes que los fariseos se han escandalizado de esto que acaban de oír?
Mat 15:13 Mas Jesús respondió: Toda planta que mi Padre celestial no ha plantado, arrancada será de raíz.
Mat 15:14 Dejadlos; ellos son unos ciegos que guían a otros ciegos; y si un ciego se mete a guiar a otro ciego, ambos caen en el hoyo.
Mat 15:15 Aquí Pedro, tomando la palabra le dijo: Explícanos esa parábola.
Mat 15:16 A lo que Jesús respondió: ¿Cómo? ¿También vosotros estáis aún con tan poco conocimiento?
Mat 15:17 ¿Pues no conocéis que todo cuanto entra en la boca pasa de allí al vientre y se echa en lugares secretos?
Mat 15:18 Mas lo que sale de la boca, del corazón sale, y eso es lo que mancha al hombre.
Mat 15:19 Porque del corazón es de donde salen los malos pensamientos, los homicidios, adulterios, fornicaciones, hurtos, falsos testimonios, blasfemias.
Mat 15:20 Estas cosas sí que manchan al hombre; mas el comer sin lavarse las manos, eso no le mancha.

Si se fijan en las palabras que puse en rojo, el tema inicial es el lavamiento de manos y el tema final es el lavamiento de manos, y en como las tradiciones que “salen del hombre” y se convierten en una “Ley” es lo que comienza a manchar y hacer mal al hombre, cuando lo importante es cumplir lo que YHVH nos pidió, para Jesús como Israelita y que vino a cumplir la Ley no es un tema si Levítico 11 esta en vigor o no, para el la dieta que dijo YHVH que se come eso es comida y lo que YHVH dijo que no es comida, para el no es comida, así lo supo desde siempre porque creció en esa cultura y siempre que se refiere a comida se refiere a lo que para YHVH es comida (Lev 11).

Otro capitulo que se utiliza para decir que Jesús Abolió la ley de Levítico 11 es Hechos 10, se comenta que de acuerdo a la visión que tubo Pedro Dios le hizo ver que todos los alimentos se pueden comer:

Hechos 10:1 Había en Cesarea un varón llamado Cornelio, el cual era centurión en una cohorte de la legión llamada Itálica, 2 hombre religioso, y temeroso de Dios con toda su familia, y que daba muchas limosnas al pueblo, y hacía continua oración a Dios.  3 Este, pues, a eso de las tres de la tarde, en una visión vio claramente a un ángel del Señor entrar en su aposento, y decirle: ¡Cornelio! 4 Y él, mirándole sobrecogido de temor, dijo: ¿Qué queréis de mí, Señor? Le respondió: Tus oraciones y tus limosnas han subido hasta arriba en el acatamiento de Dios haciendo memoria de ti.
5 Ahora, pues, envía a alguno a Jope en busca de un tal Simón, llamado Pedro, 6 el cual está hospedado en casa de otro Simón curtidor, cuya casa está cerca del mar: éste te dirá lo que te conviene hacer. 7 Luego que se retiró el ángel que le hablaba, llamó a dos de sus domésticos y a un soldado de los que estaban a sus órdenes, temeroso de Dios; 8 a los cuales, después de habérselo confiado todo, los envió a Jope. 9 El día siguiente, mientras estaban ellos haciendo su viaje, y acercándose a la ciudad, subió Pedro a lo alto de la casa, cerca del mediodía, a hacer oración. 10 Sintiendo hambre, quiso tomar alimento. Pero mientras se lo aderezaban, le sobrevino un éxtasis; 11 y en él vio el cielo abierto, y bajar cierta cosa como un mantel grande, que pendiente de sus cuatro puntas se descolgaba del cielo a la tierra, 12 en el cual había todo género de animales cuadrúpedos, y reptiles de la tierra, y aves del cielo. 13 Y oyó una voz que le decía: Pedro, levántate, mata y come. 14 Dijo Pedro: No haré tal, Señor, pues jamás he comido cosa profana e inmunda. 15 Le replicó la misma voz: Lo que Dios ha purificado, no lo llames tú profano. 16 Esto se repitió, por tres veces; y luego el mantel volvió a subirse al cielo. 17 Mientras estaba Pedro discurriendo entre sí qué significaría la visión que acababa de tener, he aquí que los hombres que enviara Cornelio, preguntando por la casa de Simón, llegaron a la puerta. 18 Y habiendo llamado, preguntaron si estaba hospedado allí Simón, por sobrenombre Pedro. 19 Y mientras éste estaba ocupado en discurrir sobre la visión, le dijo el Espíritu: Mira, ahí están tres hombres que te buscan. 20 Levántate luego, baja, y vete con ellos sin el menor reparo: porque yo soy el que los ha enviado. 21 Habiendo, pues, Pedro bajado, e ido al encuentro de los mensajeros, les dijo: Vedme aquí: yo soy aquel a quien buscáis: ¿cuál es el motivo de vuestro viaje? 22 Ellos le respondieron. El centurión Cornelio, varón justo y temeroso de Dios, estimado y tenido por tal de toda la nación de los judíos, recibió aviso de un santo ángel, para que te enviara llamar a su casa, y escuchase lo que tú le digas. 23 Pedro entonces, haciéndolos entrar, los hospedó consigo. Al día siguiente partió con ellos, acompañándole también algunos de los hermanos de Jope. 24 El día después entró en Cesarea. Cornelio, por su parte, convocados sus parientes y amigos más íntimos, los estaba esperando. 25 Estando Pedro para entrar, le salió Cornelio a recibir, y postrándose a sus pies, le adoró. 26 Mas Pedro le levantó, diciendo: Alzate, que yo no soy más que un hombre como tú. 27 Y conversando con él entró en casa, donde halló reunidas muchas personas.
28 El les dijo: “Ustedes están conscientes que para un hombre que es Judío tener estrecha asociación con alguien que pertenece a otro pueblo, o venir a visitarle, es algo que sencillamente no se hace. Pero YHVH me ha mostrado que no llame a otros hombres comunes o inmundos. 29 Por lo cual, luego que he sido llamado he venido sin dificultad. Ahora os pregunto: ¿por qué motivo me habéis llamado? 30 A lo que respondió Cornelio. Cuatro días hace hoy, que yo estaba orando en mi casa a las tres de la tarde, cuando he aquí que se me puso delante un personaje vestido de blanco, y me dijo: 31 Cornelio, tu oración ha sido oída benignamente, y se ha hecho mención de tus limosnas en la presencia de Dios. 32 Envía, pues, a Jope, y haz venir a Simón, por sobrenombre Pedro, el cual está hospedado en casa de Simón el curtidor, cerca del mar. 33 Al punto, pues, envié por ti, y tú me has hecho la gracia de venir. Ahora, pues, todos nosotros estamos aquí en tu presencia, para escuchar cuanto el Señor te haya mandado decirnos. 34 Entonces Pedro, dando principio a su discurso, habló de esta manera: Verdaderamente acabé de conocer que Dios no hace acepción de personas; 35 sino que en cualquiera nación, el que le teme, y obra bien, merece su agrado.

Podemos ver que Pedro entendió que el mantel con todo tipo de animales “Impuros” era una metáfora que utilizo YHVH con Pedro, ya que en ese entonces cualquiera que no fuera Israelita (Judio) era considerado Impuro e incluso comparado con animales, vemos que en ningún momento Pedro entendió que ya podía comer de todo si no que YHVH le dio entender que personas temerosas de YHVH y que lo buscan y hacen de acuerdo a su palabra aun y que no fueran israelitas (judíos) para el padre son limpios y parte de su pueblo.

Por ultimo quiero dejarles el capitulo de Levítico 11 en este post para que este completo, cada quien a su tiempo debe llegar a una conclusión, les pido que no traten de imponer esto si tu ya lo practicas y estas compartiendo la Torah con alguien mas, cada quien debe llegar a la conclusión de hacerlo o no hacerlo solo, YHVH trabaja con cada uno en su tiempo y este tema que es importante para cada uno de nosotros porque es “salud” para tener larga vida es un tema de mucha separación y si se impone puede alejar a alguien que llega queriendo acercarse a la Torah, buscando en la ética, fiestas o cualquier otra razón y que tarde o temprano harán caso a esta Ley de alimentación.

Lev 11:1 Habló el Señor a Moisés y a Aarón, diciendo:
Lev 11:2 Decid a los hijos de Israel: De todos los animales de la tierra de estos son los que podéis lícitamente comer.
Lev 11:3 Todo cuadrúpedo que tiene hendida la pezuña en dos partes y rumia, podéis comerle;
Lev 11:4 mas todo aquel que aunque rumia y tiene pezuña, no le tiene partida, como el camello y otros semejantes, no lo comáis, antes le tendréis por inmundo.
Lev 11:5 Así el querogrilo o puerco espín, el cual rumia y no tiene la uña partida, es inmundo;
Lev 11:6 también la liebre, que si bien rumia, no divide la uña;
Lev 11:7 y el cerdo, que, teniendo hendida la uña, no rumia.
Lev 11:8 De las carnes de éstos no comáis, ni toquéis sus cuerpos muertos, porque son inmundos para vosotros.
Lev 11:9 Los animales que se crían en agua y que pueden comer, son estos: Todo aquél que tiene aletas y escamas, tanto en el mar como en los ríos y estanques, podéis comerle;
Lev 11:10 al contrario, todos aquéllos que se mueven y viven en agua, que no tengan aletas y escamas, serán para vosotros abominables
Lev 11:11 y detestables: no comeréis sus carnes, y huiréis de sus cuerpos muertos.
Lev 11:12 Todos los animales acuáticos que no tienen aletas y escamas, serán inmundos.
Lev 11:13 Entre las aves, éstas son las que no debéis comer y debéis evitar: el águila, el grifo o quebrantahuesos y el águila marina,
Lev 11:14 y el milano, y el buitre con sus especies,
Lev 11:15 y el cuervo, y toda casta a él semejante,
Lev 11:16 y el avestruz, y la lechuza, y la gaviota, y el gavilán con toda su raza.
Lev 11:17 el búho, el somormujo, y el ibis,
Lev 11:18 el cisne, y el pelícano, y el calamón,
Lev 11:19 el herodión o la garza, la cigüeña con sus especies, la abubilla también y el murciélago.
Lev 11:20 Todo volátil que anda sobre cuatro patas, será para vosotros abominable;
Lev 11:21 mas el que andando en cuatro patas, tiene más largas las piernas de atrás, con las que salta sobre la tierra.
Lev 11:22 podéis comerle; como es el brugo y los de su casta, y el attaco, y el ofiamaco, y la langosta, cada cual en su especie.
Lev 11:23 Pero todos los volátiles que tienen cuatro patas iguales, serán para vosotros execrables;
Lev 11:24 y cualquiera que tocare su carne mortecina, contraerá mancha y estará inmundo hasta la tarde;
Lev 11:25 y si por necesidad carga con alguno de estos animales muertos, lavará sus vestidos y quedará inmundo hasta ponerse el sol.
Lev 11:26 Todo animal que bien que tenga uña, no la tiene dividida, ni rumia, será impuro o sucio; y el que le tocare muerto, quedará contaminado.
Lev 11:27 Entre los demás animales que andan en cuatro patas, los que tienen unas como manos sobre las cuales andan, serán inmundos; el que tocare sus carnes mortecinas, quedará inmundo hasta la tarde.
Lev 11:28 Y el que llevare semejantes carnes, lavará sus vestidos, y será inmundo hasta la tarde; porque todos estos animales son inmundos para vosotros.
Lev 11:29 Asimismo de los animales que se mueven sobre la tierra, se contarán también los siguientes entre los inmundos: la comadreja, y el ratón, y el cocodrilo terrestre, cada cual en su especie,
Lev 11:30 el musgaño, y el camaleón, y el lagarto o salamanquesa, y la lagartija y el topo;
Lev 11:31 todos éstos son inmundos. El que tocare sus carnes muertas, quedará inmunda hasta la tarde;
Lev 11:32 y la cosa sobre que cayere algo de sus carnes muertas, quedará inmundo, ora sea utensilio de madera, o un vestido, o bien sean pieles, o sacos de Cilicia; y cualesquiera instrumentos de algún uso, se lavarán con agua y quedarán inmundos hasta la tarde, y de esta suerte quedarán después purificados.
Lev 11:33 Pero la vasija de barro, dentro de la cual cayere alguna de estas cosas, quedará inmunda, y por tanto debe ser quebrada.
Lev 11:34 Todo manjar que comáis, si sucede que se vierte sobre él agua de esas vasijas inmundas, quedará impuro; y todo licor de beber salido de tales vasijas, quedará inmundo.
Lev 11:35 Y cualquier cosa sobre que cayere algo de tales carnes muertas, quedará inmunda; ora sean hornillos, ora hornos, serán inmundos y se destruirán.
Lev 11:36 Pero las fuentes, las cisternas y todos los depósitos de aguas, no quedarán inmundos. Quien tocare cuerpo muerto en dichas aguas, quedará inmundo.
Lev 11:37 Si cayere sobre grano de sembrar, no le hará inmundo;
Lev 11:38 mas si alguno hubiere mojado en agua la simiente y después la tocare carne mortecina, al punto quedará inmunda.
Lev 11:39 Si muriere por sí mismo un animal que no es lícito comer, quien tocare su cuerpo quedará inmundo hasta la tarde.
Lev 11:40 Y el que comiere de él o le llevare, lavará sus vestidos y quedará inmundo hasta la tarde.
Lev 11:41 Todo lo que anda arrastrando por la tierra, será abominable y no se tomará para comida.
Lev 11:42 Todo cuadrúpedo que anda sobre el pecho, y todo el que tiene muchas patas o va arrastrando por el suelo, no lo comeréis, porque es abominable.
Lev 11:43 No queráis manchar vuestras almas, ni toquéis tales cosas, por no ensuciaros.
Lev 11:44 Puesto que yo soy el Señor Dios vuestro; sed santos vosotros, pues que yo soy santo. No contaminéis vuestras almas con tocar ningún reptil de los que se mueven sobre la tierra.
Lev 11:45 Porque yo soy el Señor, que os ha sacado de la tierra de Egipto para ser vuestro Dios. Santos seréis, pues, porque yo soy santo.
Lev 11:46 Esta es la ley tocante a las bestias, y a las aves, y a todos los animales vivientes, que nadan en el agua, o andan arrastrando sobre la tierra;
Lev 11:47 a fin de que sepáis discernir entre lo inmundo y lo limpio, y lo que podéis comer y lo que debéis desechar.

 

Porfavor comparte tus comentarios en la sección de comentarios, enriquece este estudio con tus opiniones y mas versículos.

 

Shalom.

 

 

Anuncios